Reflexión de Alba Pérez sobre la charla “Extraterrestres y veganismo”

Alba Pérez nos envía esta reflexión sobre la charla “Extraterrestres y veganismo“, que formó parte de la segunda sesión de la V edición del curso “La educación desde el respeto a los animales”.

Desde Aula Animal queremos dar las gracias a Alba, por su esfuerzo y por lo que hemos aprendido con su aportación.

Si nos preguntamos cómo reacciona nuestra mente ante nuevas ideas que tal vez puedan echar abajo aquello que hasta la fecha habíamos considerado la panacea ante nuestros conflictos existenciales, lo más probable es que nadie dude en afirmar que la negación y la resistencia son lo primero con lo que nos encontramos.

Como docentes, cada día nos enfrentamos a situaciones en las que se produce un choque entre aquello que el alumno lleva consigo y aquello que, desde nuestra posición, pretende ampliar su horizonte para que, con el paso del tiempo, el barrido al mirar sea cada vez más largo. Pese a lo que el sentido común nos dicta, y en oposición a aquello por lo que aboga Habermas en su Teoría de la acción comunicativa, esto es, aunque quizá nadie osaría a defender que no hay nada que un buen argumento no pueda tumbar, lo cierto es que un uso correcto de ellos no es lo que siempre funciona, pues el convencimiento interior unido a las falacias constantes, o intermitentes en el mejor de los casos, bloquean cualquier intento de consenso.

Siguiendo la exposición de Diego, sobre ello han reflexionado Leon Festinger y Ramon Nogueras Pérez, apuntando a la existencia del llamado sesgo  de confirmación, es decir, aquella tendencia que tenemos las personas a escuchar los argumentos que refuerzan lo que ya creíamos y a ignorar los que lo contradicen. Esto, a su vez, da lugar a la denominada disonancia cognitiva, que viene a ser la situación a la que apuntábamos al inicio, a saber: aquella en la que se mantiene una idea, a pesar de tener datos que la refuten.disonancia

De esta resistencia a abandonar las creencias y prejuicios, y de la falta de coraje para romper con ellos, ya nos habló Sócrates hacia el siglo V ane, quien, a su vez, será seguido por Platón, ambos defensores del paso previo e indispensable a la hora de conocer: la ironía o reconocimiento de la propia ignorancia, pues sólo está en predisposición de aprender aquél que admite no saber nada. Sin embargo, la gran mayoría de los humanos nos aferramos, tal vez más de lo recomendable, a la vida irracional, a una especie de mitología que se opone a toda lógica y a la que ni la más poderosa retórica sofista lograría persuadir de lo contrario. Seguir Leyendo →

Entrevista a Adrià Voltes – Voluntario en el Grupo de Educación ZOOXXI

¿Conoces ZOOXXI? En esta entrevista Adriá nos cuenta en qué consiste este proyecto educativo de
transformación del zoo de Barcelona.

CristinaAdriaZOOXXIEdu

– ¿Qué es la plataforma ZOOXXI y por qué propone transformar pero no cerrar las instituciones zoológicas?

La plataforma ZOOXXI es una iniciativa ciudadana que surge en Barcelona hace ocho años, cuando un grupo de especialistas y activistas analizan la viabilidad del cierre del Zoo de Barcelona. La perspectiva histórica des
vela que el cierre de otros zoológicos del mundo siempre ha conllevado un empeoramiento en las condiciones de vida de los animales. Debido a la imposibilidad de la reintroducción en su hábitat, la mayoría de ellos acaban en otros zoos. El hecho de que muchos zoos, incluido el de Barcelona, formen parte de asociaciones internacionales que promueven la reprodu
cción e intercambio de animales, el cierre del zoo significaría que éstos irían a parar de nuevo a este entramado.
Seguir Leyendo →

Ha muerto Tilikum

La orca que protagoniza el impactante documental Blackfish ha muerto tras pasar treinta años separado de su familia y del océano en el que nació.

La desesperación le hizo matar a tres personas. Algo que no sirvió para que le devolviesen la libertad que le habían robado.

Los animales en libertad

Resulta fácil comprender el grado de sufrimiento de los cerdos enjaulados, las vacas separadas de sus terneras, o las ovejas en los mataderos. Pero la vida de los animales en libertad tendemos a considerarla idílica. En el aula explicamos las relaciones en el ecosistema sin expresar sentimientos “el león depreda sobre la cebra”. Ninguna mención al sufrimiento que puede haber detrás. Incluso si se utiliza un documental de naturaleza donde se muestran las imágenes más horribles de depredación, seguiremos obviando que hay un animal que lo está pasando mal  y que no podrá disfrutar ya de ninguna experiencia positiva. Si una alumna hiciese un comentario empático hacia la víctima, la respuesta será “es lo que ocurre en la naturaleza”. Que ocurra en la naturaleza no implica que quien sufre no merezca una empatía. Los humanos también sufrimos muchas muertes naturales (por enfermedad y hambre principalmente) y reconocemos el dolor que hay detrás.

Esta idealización de la vida en libertad que transmitimos en el aula, se extiende a situaciones donde los humanos somos responsables directos. Si hablamos de la destrucción del ecosistema, tendemos a valorar el medio ambiente en sí mismo, sin pensar que para muchos animales eso supone perder su hogar y su vida. Detrás de la destrucción ambiental hay billones de historias de peces que han muerto por intoxicación, lobos que ya no encuentran bosques, conductos de gas que cortan el paso migratorio de bisontes.

Las muertes directas e intencionadas que causan los cazadores todavía son aceptadas por una parte importante e influyente de la sociedad. “La caza es importante por el bien del ecosistema”. Se nos olvida, una vez más, que matar a un animal supone quitarle todo lo que tiene, su vida. Y evitamos pensar que la especie que más daños está haciendo al planeta es la nuestra. Otras veces, a los niños simplemente se les transmite el carácter lúdico de matar animales en libertad. No se molestan en argumentar.

Está bien enseñar a un niño a disparar a un animal, pero con una cámara de fotos. Pocas actividades pueden ser tan enriquecedoras como ir con una niña o un niño a dar de comer a los patos y hablar de ellos como individuos, los paseos ornitológicos o ir a ver a los ciervos en libertad una mañana de otoño. Pero en nuestra sociedad se sigue utilizando el término “trofeo” para hablar de un animal libre al que han matado de un disparo, cuando el verdadero trofeo es verlo en libertad.

A los peces, crustáceos, o moluscos, ni los nombramos. No hablamos del número de peces que matamos anualmente, sino de las toneladas recogidas. No son vidas, sino productos. Sus gestos faciales son poco expresivos, no escuchamos sus gritos y viven en un entorno muy diferente al nuestro. Todo ello dificulta aún más el desarrollo empático hacia los atunes, anchoas, truchas, gambas, langostas, cangrejos, sepias o pulpos. Aunque algunos sean cocidos vivos en las nuestras propias cocinas.

En los centros educativos y en el entorno familiar tampoco se suele prestar atención a estas cuestiones. No son raras las visitas a zoos o incluso a circos con animales. Tampoco es raro que la gente se desarrolle como persona, con la presencia durante todo el proceso, de un pájaro enjaulado en la cocina de casa. Nos resulta más cómodo ver a los animales en nuestro hogar que ir a verlos libres en el suyo. Que eso suponga enjaularlos de por vida no parece importar mucho y el mensaje que se transmite a las niñas y a los niños, tampoco.

“Filosofía visual para niños”, de Wonder Ponder

¿Matar hormigas te parece cruel?

¿Te gustaría vivir en un zoo? ¿Por qué?

¿Es siempre cruel obligar a alguien hacer algo que no quiere hacer?

Desde Aula Animal recomendamos Mundo cruel,  el primer título de la serie de Filosofía visual para niños de Wonder Ponder. Se trata de un libro-juego presentado en una caja que invita a niños y niñas de ocho años en adelante (¡y también a adultos!) a pensar sobre la crueldad y acerca de nuestra relación con la crueldad.

Mundo cruel incluye, entre otras cosas, 14 láminas con escenas que dan mucho que pensar, más de 100 preguntas, tres láminas para crear escenas propias y una guía de conceptos filosóficos de la crueldad para todas las edades.

Animals United, cooperación para hacer frente al ser humano

Para terminar las vacaciones escolares, hoy recomendamos en Aula Animal la película de animación Animals United, basada en la novela The Conference of Animals de Erich Kästner, el más prolífico escritor alemán de libros para niños del siglo XX.

Los glaciares se derriten a un ritmo alarmante en el Ártico. Los incendios devastan el interior de Australia. Los vertidos de petróleo causan estragos en el Islas Galápagos … No importa dónde estés en el mundo, los seres humanos continúan destruyendo los ambientes naturales. Obligados a huir de su hábitat, un grupo de animales cruza el océano en una bañera oxidada. Su destino: el Delta del Okavango en África, uno de los últimos rincones vírgenes de la Tierra.

Dirigida por Reinhard Klooss y Holger Tappe, los animales se unirán y cooperarán en este film para hacer frente a las atrocidades que comete el ser humano.