Entrevista a Colectiva empatía

Colectiva empatía nos muestra que no hace falta ser docente para participar en proyectos de educación desde el respeto a los animales.

Qué es Colectiva empatía?

Colectiva empatía es un proyecto que nace de la AsambleaAntiespecista de Madrid. Varias personas del colectivo veían la necesidad de trabajar el mensaje antiespecista también con niños y niñas. Empezó como una comisión de la asamblea añadiendo actividades para niños a algunas actividades que se hacían de la asamblea.

 2

¿Cómo contactáis con los centros escolares para hacer vuestras actividades?

Hemos contactado con los centros a través de varias maneras: mandando un email a las centros con nuestras actividades y nuestra presentación y otras veces ha sido a través de contactos, profesoras que conocíamos en los coles y nos han metido en su espacio.

No solo hemos ido a colegios, en realidad eso ha sido lo que menos hemos hecho. En los sitios donde se nos han facilitado más las actividades ha sido en campamentos urbanos, centros sociales, asociaciones de vecinas/os y en actividades infantiles fuera de la escuela.

 3

¿Por qué creéis que es importante trabajar la empatía en la educación?

Pensamos que la empatía es una capacidad y a la vez un valor muy importante que nos hace ponernos en la piel del otro, eso ayuda por ejemplo, a no juzgar, respetar y querer el bien para el resto de personas. Para nosotras es importante incidir en que las diferencias no son razón para la discriminación, simplemente características que hacen la vida más diversa e interesante. Desde ahí, reflexionamos con los más peques sobre las relaciones que tienen ellas/os (y nuestra sociedad en general) con los demás animales. Pensamos que todo el mundo puede desarrollar y fomentar a lo largo de su vida la empatía. Los/as niños/as, en general, suelen tener bastante, aunque al ir creciendo, dependiendo de lo que vayan aprendiendo y experimentando la pueden ir perdiendo y alejarse de ella.

 4

¿Cómo enfocáis el mensaje de respeto animal?

El enfoque que queremos darle es que todo somos animales y por eso a todos nos gustan o nos disgustan unas mismas cosas, por ejemplo, no nos gusta que nos encierren, que nos peguen, estar solas, aisladas. Sí nos gusta estar con nuestros amigos, jugar libres, etc.

 

¿Qué tipo de actividades hacéis?

La primera actividad con la que empezamos eran los cuentos. Ahora mismo hacemos uno sobre el circo y la historia de unas jirafas que quisieron escaparse de él. También hemos hecho una dinámica que encontramos en vuestra página para niños un poco más mayores. La dinámica consiste en dividirles en grupos, cada grupo se imagina un escenario: circo, zoo y animales con los que convivimos. Cada grupo se mete en su papel, algunos son animales de circo y otros domadores, y así en todos los escenarios. Luego hacemos una puesta en común como se han sentido.

Hace poco también incorporamos a las actividades una canción de Petit pop, “No queremos ir al zoo”se la enseñamos con una coreografía y cantamos y bailamos.

A veces también llevamos pegatinas y las coloreamos.

 

¿Estáis contentas con los resultados de vuestras actividades?

En general estamos muy contentas con los resultados. Durante las actividades o cuando las terminamos oímos decir a los niños comentarios muy positivos como que los animales tienen que ser libres o que cuando fueron al zoo es verdad que los animales estaban tristes, etc.

 Aunque los resultados no tienen porque ser siempre visibles, a veces parece que las cosas no sirven y que se quedan en el olvido o que no han calado lo suficiente pero se queda una semilla que durante la vida puede ir creciendo y que en cualquier momento se hace la conexión y de repente algo se transforma y se produce un cambio en el pensamiento y en la manera de actuar.

Sabemos que con lo que hacemos, lo más habitual es que no obtengamos resultados inmediatos pero eso no quiere decir que no sirva. Y  por eso no nos desanimamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *