AULA ANIMAL / PROYECTO DE EDUCACIÓN ANTIESPECISTA / aulaanimal@gmail.com

Estela Bayarri nos habla de su libro “Mi hijo se ha hecho vegano”

7 Jun 2019

Este libro pueder resultar de gran utilidad a las madres y padres que quieren comprenden el paso de sus hij@s al veganismo. Estela Bayarri muestra de forma sencilla cómo llevar una dieta sana, qué productos utilizar y, sobre todo, las ideas que hay detrás de esta forma de vida.

Desde Aula Animal recomendamos su lectura, no sólo a las familias, sino también a cualquier persona interesada en aprender sobre el veganismo.

¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?

Hace unos tres o cuatro años se me ocurrió la idea de escribir un libro sobre mi experiencia como madre vegana, vegana ya en el embarazo, vegana durante la lactancia y a la hora de empezar a introducir la alimentación complementaria a mi hijo. Lo quería hacer para transmitir la idea de que ser vegana es fácil y muy saludable, para todas las etapas de la vida. Cuando ya llevaba bastante escrito, conocí por casualidad a Beta Editorial. En realidad fue un amigo mío y compañero de la tienda de cosmética ecológica online donde trabajo que fue a la Veggie World y vio la parada que tenían Beta Editorial. Le había dicho a muy pocas personas que estaba escribiendo un libro pero a él se lo había dicho y él se lo dijo a los de la editorial. La editorial se mostró interesada ya que estaban buscando nuevos autores y le dijeron que me podía poner en contacto con ellos.

Así lo hice y tuvimos una reunión. En esa reunión me dijeron que estaban interesados en escribir un libro dirigido a padres de hijos que se estaban haciendo veganos, pues es un fenómeno que se estaba dando cada vez más. Los de la editorial lo conocían de primera mano porque una persona del equipo había trabajado en un supermercado vegano de Barcelona y se había encontrado a menudo que muchos padres iban a la tienda y compraban sin saber qué ni por qué e iban muy perdidos después de que sus hijas e hijos les hubieran comunicado que se habían hecho veganos.

Queríamos hacer un libro ameno, fácil de entender y muy llano para todos esos padres que se encontraban en esa situación. Beta Editorial me preguntó si con todo el material que tenía escrito lo podía adaptar al libro que ellos tenían en mente y les dije que sí, que encantada.

En el libro han colaborado dos nutricionistas muy conocid@s en el mundo vegano. ¿Qué papel han desempeñado?

Los Nutricionistas Veganos son amigos de una de las compañeras de la editorial. Desde el principio queríamos que la parte nutricional pudiera ser contrastada y revisada por nutricionistas y además, en el libro, se recomienda que ante cualquier duda se consulte a un nutricionista.

De todas maneras para las recomendaciones nutricionales yo ya me había basado en los muchos estudios y doctores veganos o “plant-based”, especialmente de los Estados Unidos. En ese país, en el Reino Unido, Canadá, Australia, hay mucha bibliografía sobre alimentación vegana y basada en vegetales. También había encontrado información en las guías oficiales veganas de estos países.

Parece que este trabajo es sólo una parte de tu activismo por los animales. ¿En qué otros proyectos has participado?

Hace más de siete años que soy vegana aunque mi camino empezó unos años atrás. Durante este tiempo siempre ha estado en mi cabeza hacer activismo por este movimiento. Hace unos seis años empecé a escribir un blog y una página de Facebook sobre veganismo. Esta es la que todavía es vigente aunque en el último año he ido cambiando un poco el tipo de contenido y la página web la rehíce del todo hace unos pocos meses. Mi página es www.vidadesaborautentic.com y @vidadesaborautentic en Instagram y Facebook. Hablo sobre todo relacionado con el veganismo, sobre los animales, el medio ambiente, como familia vegana con un hijo de ahora cinco años, con mi marido vegano deportista y atleta, recomendaciones de libros, restaurantes (de Londres y Barcelona, las dos ciudades por donde nos movemos), etc.

Hace unos cuatro años tenía ganas de empezar un meetup vegano en Barcelona (todavía vivía en esta ciudad) y conocí a Caitlin de The Vegan Word gracias a conocer las dos a Robb, el organizador del London Vegan Meetup, el meetup de veganos con más participantes del mundo. Caitlin y yo empezamos el Barcelona Vegan Meetup que ahora ya tiene más de 2.000 participantes. En aquel entonces hacíamos un encuentro mensual en el Cat Bar, bar hamburguesería vegana de Barcelona. El objetivo del meetup era reunirnos personas veganas o interesadas en el veganismo ya que el contacto y el apoyo social cuando se hace este paso es muy importante.

En Londres, donde he vivido los tres últimos años, he asistido a muchas ferias veganas y quedadas veganas, para crear comunidad y encontrar maneras de ir difundiendo el mensaje del veganismo. Tengo muchas ganas de estar todavía más activa y ahora, que en verano me traslado a Barcelona otra vez, espero poder hacer muchas más cosas. Me gustaría participar en Cubos de la Verdad, en Ferias Veganas y hacer charlas allí donde pueda. Cuando vivía en Barcelona ya di alguna charla en un centro de crianza respetuosa sobre veganismo en el embarazo, durante la lactancia y en niños pequeños.

También estoy metida en el mundo de la cosmética natural y vegana, y escribo artículos sobre temas relacionados con la cosmética ecológica y natural, el estilo de vida, el minimalismo y el veganismo para un par de tiendas online de cosmética ecológica y vegana.

He traducido un libro vegano del inglés al español que aún está en proceso de adaptación que es el de Simple Happy Kitchen.

¿Cómo transmites a tu hijo el respeto a los animales?

Desde bien pequeño hablamos con nuestro hijo con mucha naturalidad y sencillez sobre por qué no comemos animales ni los usamos para ningún fin. A sus preguntas siempre respondemos que a nosotros nos gustan mucho los animales y no les queremos hacer ningún daño y que para comerlos hace falta matarlos. Igual la leche, le hemos explicado que las vacas tienen leche para sus hijos, igual que las mamás humanas la tenemos para nuestros bebés. Siempre decimos que los animales merecen vivir sus propias vidas y que los humanos no somos nadie para tratarlos mal o quitarles la vida. Si no nos gustan, simplemente los dejamos en paz. Y si nos gustan, el motivo se explica por sí mismo: ¿cómo podríamos querer hacerles daño?

Nuestro hijo es un niño muy inquieto, con muchas ganas de aprender, así que también hemos ido introduciendo el tema de la salud. Pues una alimentación vegana es, además de libre de crueldad, saludable. Tenemos un póster de Liz Cook donde hay todos los nutrientes (proteínas, calcio, hierro, omega 3, etc.) con los alimentos vegetales que más destacan por esos nutrientes y también con dibujos. Es muy visual y lo tenemos en la cocina desde que nuestro hijo tenía unos tres años. Le encanta mirarlo, conocer los nutrientes y los alimentos.

Un sueño que tenía era poder ir a un santuario de animales para poder ver a los animales considerados de granja viviendo felices y bien tratados. Y así lo hicimos: visitamos el Santuario de Animales de Granja Friend, en Tonbridge, Reino Unido. Fue una experiencia increíble, nos llenó el corazón a los tres. Celebramos el 20º cumpleaños de la vaca más mayor, vimos a los cerdos retozar en el barro, los jabalíes descansando, las cabras, patos, gallinas, pavos, ovejas y hasta una alpaca. Les dimos de comer y pudimos hablar con voluntarios del santuario. Recomiendo muchísimo esta experiencia.

También hemos ido conociendo otras personas y familias veganas, con las cuales nos vamos reuniendo, y muchas veces vamos a ferias veganas que en Londres son muy grandes y regulares.  Allí siempre pasamos un día muy agradable donde sabemos que toda la comida es vegana y descubrimos iniciativas muy bonitas, como la de campañas de reforestación para orangutanes, o saber que todos los beneficios de la venta de camisetas y otros artículos se destinan a organizaciones para ayudar a los animales. Estar con otras personas veganas siempre nos da una inyección de optimismo para seguir luchando por esta causa.

Un abrazo,