AULA ANIMAL / PROYECTO DE EDUCACIÓN ANTIESPECISTA / aulaanimal@gmail.com

Doce películas que nos mostraron en la infancia que los animales también tenían sentimientos

29 Nov 2015

Son muchas las películas que hemos visto en nuestra infancia con claros mensajes animalistas donde se mostraban animales sufriendo en el circo, se cuestionaban las pieles, los delfinarios o la caza.

De hecho, fue la película de Bambi, una de las que más lágrimas y debate generó durante décadas. Estrenada en 1942, el largometraje de la factoría Disney narraba la vida de un cervatillo desde su niñez hasta que formaba su propia familia, con el trágico momento de la muerte de su madre debido a un disparo intencionado de un cazador, convirtiéndose en la primera muerte en una película de Disney.

Los críticos dijeron de inmediato que la película era demasiado triste para los niños. Los cazadores se quejaron de lo mal que quedaban. Sin embargo, también en el libro del autor austro-húngaro Felix Salten de 1923 en el que se basó el film, se moría la madre, y Walt Disney defendió su decisión en una entrevista. “No creo en que haya que aligerar los hechos para los niños, tanto en la vida como en el cine”.

Este artículo de The Dodo recoge una selección de algunos momentos que todos/as recordamos.

Santuario Edgar’s Mission: ¿Quién dijo que los animales no tienen sentimientos?

14 Jun 2015

Compartimos “El vídeo más feliz”, del santuario de animales Edgar’s Mission en Australia.
Si todavía crees que los animales son incapaces de experimentar sentimientos como tú y yo como, aquí tienes una buena muestra de la felicidad en estado puro.

Dos buenas causas unidas: la donación de órganos y la adopción de animales

30 May 2015

“The man and the dog”. Emotiva historia de un perro que acompañará a su mejor amigo hasta el final.

Realizado por Rodrigo García Sáiz para la Fundación Argentina de Trasplante Hepático.

 

“Take me home”, de Nair Archawattana

21 Abr 2015

Hoy compartimos el corto de animación Take me home, de Nair Archawattana.

Una de las actividades comunes de Aula Animal para trabajar este tipo de cortos es la de crear historias, pintar con palabras y dar voz a los personajes que aparecen en ellas. De esta forma conseguiremos que los niños y niñas puedan ponerse en el lugar de los personajes, experimentar sus dilemas, reconocer las situaciones e imaginar finales felices que les hagan actuar en positivo.

Estrella: un corto sobre abandono animal

27 Dic 2014

Las fechas navideñas tradicionalmente han sido momentos clave para incorporar nuevos miembros a nuestra familia. Afortunadamente, nos encontramos en un momento donde la sociedad está tomando conciencia de forma progresiva sobre la crueldad que hay detrás del abandono de un animal, así como sobre la importancia de la importancia de adoptar en lugar de comprar.

El cineasta Robert Chinet es el creador de Estrella, corto que fue finalista en la Jameson Notodofilmfest 2014 y que además participó entre otros muchos certámenes en a V edición del Festival Iberoamericano de Cortometrajes ABC (FIBABC).

Curiosamente éste último festival incluyó Estrella dentro de la categoría de ficción. Visita la web de FIBABC para mostrar tu apoyo a a esta gran obra de concienciación, que refleja con acierto la cruda realidad de miles de animales en España.

 

“The orca awareness project”, corto sobre la vida de las orcas en cautiverio

17 Dic 2014

The Orca Awareness Project nos trae este precioso corto de animación sobre la vida de las orcas en cautiverio.

El vídeo nos muestra cómo la mejor forma de conseguir que los niños y niñas empaticen con los animales es poniéndose en su lugar.

No dejes de consultar su web para sacarle más rendimiento a la actividad.

¿A qué sabe la luna? (2º Ed. Infantil)

22 Jul 2014

Por Beatriz Galé

Destinatarios: 2º ciclo de Educación Infantil.

comida gatoObjetivos:

  • Trabajar nuestro esquema corporal e identificarlo con el de los animales del cuento.
  • Reconocer el trabajo cooperativo.
  • Identificar a los animales como seres con sentimientos e intereses igual que nosotros.
  • Conocer los diferentes lugares dónde viven los animales.
  • Motivar en la animación a la lectura. Leer más…

¿Adónde ha ido a parar nuestra empatía?

18 Jul 2014
Lleva-a-tus-hijos-al-zoo

“Es una tarde soleada y el zoológico infantil situado frente al supermercado local ha atraído a más gente de lo habitual. Tanto niños como padres se aprietan contra la valla de madera, algunos inclinados por encima con los brazos extendidos. Saco una de las zanahorias que he traído para la ocasión y se la ofrezco a un lechón, con la esperanza de atraerle y poder acariciarlo. Por algún motivo, siempre siento la necesidad de conectar físicamente con los animales. El deseo de tocarlos y acariciarlos es casi instintivo.

Y no soy la única. Observo a los niños, con los ojos bien abiertos y que gritan de placer cuando uno de los lechones acepta sus regalos y consiguen acariciarle en la mejilla o la cabeza. Veo a los adultos reír con afecto cuando el animalito engulle la comida sin pensar, haciendo caso omiso de las manos infantiles que lo rodean. Me fijo en la atención que recibe una vaca solitaria, a la que llaman desde todas partes. Cuando, sin motivo aparente, escoge mi manojo de hierbas, siento que me embarga la ternura. Le acaricio la nariz aterciopelada, mientras los niños se acercan para tocarle la cabeza y el cuello. Leer más…

Amnistía para un toro (Benedetti)

22 Abr 2014

Extraído de Primavera con una esquina rota, de Mario Benedetti.

También el otro día vi por la tele una corrida de toros que es como un estadio donde un señor juega con un mantel colorado y un toro que se hace el furioso pero es buenísimo, y después de muchísimas horas de estar jugando el hombre se aburrió y dijo “no quiero jugar más con ese bicho que se hace el furioso”. Pero el toro quería seguir jugando y entonces fue el hombre quien se puso furioso y como era muy necio le clavó aquí en la nuca una espada larguísima y el toro, que ya estaba a punto de pedir la amnistía, miró al señor con unos ojos muy pero que muy tristes y después se desmayó en mitad de la cancha sin que nadie le diera la amnistía. Y a mí me dio tanta lástima que me salió un suspiro finito finito y esa noche soñé que yo acariciaba al toro y le decía chicho chicho igual que le digo a Sarcasmo, el perro de Angélica y el mueve la cola contentísimo, pero en el sueño el toro no movía la cola porque seguía desmayado en mitad de la cancha y yo le daba la amnistía pero en sueños no vale.

Un perro ha muerto (Pablo Neruda)

17 Abr 2014
mi perro ha muerto

Mi perro ha muerto.
Lo enterré en el jardín
junto a una vieja máquina oxidada.

Allí, no más abajo,
ni más arriba,
se juntará conmigo alguna vez.

Ahora él ya se fue con su pelaje,
su mala educación, su nariz fría.

Y yo, materialista que no cree
en el celeste cielo prometido
para ningún humano,
para este perro o para todo perro
creo en el cielo, sí, creo en un cielo
donde yo no entraré, pero él me espera
ondulando su cola de abanico
para que yo al llegar tenga amistades.
Leer más…